¿Por qué fracasan los proyectos de recaudo electrónico en el transporte público?

  • Muchos gestores de sistemas de transporte público en América Latina están estructurando proyectos para incorporar medios de pago electrónico que permitan aumentar la trazabilidad y seguridad del servicio.

¿Cuál es la problemática que enfrentan los gestores en la estructuración de los proyectos de recaudo electrónico en América Latina?

La estructuración de este tipo de proyectos enfrenta una problemática particular y muy especifica que puede resumirse en los siguientes aspectos:

Los sistemas tecnológicos de recaudo electrónico de pasajes de transporte público requieren grandes inversiones que en muchos casos deben ser amortizadas parcial o totalmente a través de las tarifas que se cobra a los usuarios, normalmente a través de un porcentaje de la tarifa por un cierto número de años. Estos porcentajes son calculados con base en el número de pasajeros movilizados, pero en muchos casos no se tiene en cuenta la tasa de adopción de los nuevos métodos electrónicos de pago.

El Banco Mundial sugiere que la puesta en marcha de sistemas de pago electrónico de transporte púbico en países en vías de desarrollo se realice de forma paulatina y que en las primeras fases de implementación se permita la opción de pago en efectivo para no incentivar los medios de transporte ilegales. El Banco Mundial sugiere que el periodo de adopción plena de los sistemas de pago electrónico de pasajes puede tardar entre 3 y 5 años dependiendo de las características económicas y socioculturales de cada país o región en particular.

 

·      La lentitud en la adopción de los sistemas de pago electrónico se debe al alto grado de informalidad de las economías en desarrollo y a la desconfianza de las personas por los medios electrónicos de pago. La informalidad económica hace que un alto porcentaje de los usuarios del sistema vivan del día a día y no cuenten con los recursos para recargar los medios de pago.

 Es normal en nuestros países que muchos usuarios salgan de sus hogares apenas con el efectivo suficiente para sufragar el costo del pasaje para ir a sus sitios de trabajo. Si los operadores obligan de forma abrupta a este tipo de usuarios a usar medios de pago electrónico lo más probable es que muchos de ellos opten por medio alternativos y en muchos casos ilegales como los mototaxis que son comunes en varios países de América latina. Por esta razón se sugiere mantener habilitada la opción de pagos en efectivo y generar incentivos (monetarios y de otros tipos) que permitan la adopción paulatina de los nuevos sistemas.    

La realización de grandes inversiones en la puesta en marcha de sistemas de recaudo que serán inicialmente utilizados sólo por un reducido porcentaje de usuarios trae como realizadas, con el consecuente e inevitable rompimiento del equilibrio económico de los proyectos. Esta situación coloca a los gestores de estos sistemas ante la terrible paradoja de perder clientes o perder dinero.

 

¿Cuál es la tendencia tecnológica para superar estos desafíos?

En este contexto aparecen los sistemas basados en cuentas (ABT, por sus siglas en inglés) que eliminan la necesidad de implantar costosos sistemas de recaudo basados en tarjetas inteligentes y aumentan la flexibilidad de los medios de pago electrónicos para el transporte público.

Los sistemas basados en cuentas parten de la filosofía que el saldo de los usuarios no es almacenado en una tarjeta inteligente sino en una cuenta virtual en la nube de Internet.

¿Cuales son las ventajas de implementar tecnología ABT para un proyecto de recaudo electrónico?

 

  • Los costos de implantación de estos sistemas son considerablemente mas bajos que los sistemas tradicionales basados en tarjetas inteligentes, por cuanto utilizan componentes de hardware más livianos en la medida que gran parte del procesamiento no se lleva a cabo de forma local en los medios de transporte sino en la nube.

 

  • Los sistemas basados en cuenta normalmente ofrecen algunas funcionalidades distintivas tales como recargas vía internet, la posibilidad de realizar traslados de saldo entre usuarios y facilidades en la aplicación de subsidios a población especial o vulnerable.

 

  • Este tipo de sistemas no requieren redes de recargas privadas, sino que normalmente utilizan redes de recargas abiertas de propósito múltiple que tienen una alta capilaridad en muchos países de América Latina.

 

  • Estos sistemas permiten utilizar un variado conjunto de medios de pago que no se limitan a tarjetas inteligentes y que incluyen carnets de trabajo o el uso de smarphones.

 

  • Los sistemas basados en cuenta suelen ser modulares y flexibles, lo que les permite adaptarse a los retos variables que enfrentan los gestores de los sistemas de transporte.

¿Existen mejores estrategias y soluciones tecnológicas que permitan superar las barreras planteadas y garantizar el éxito de los proyectos? 

Si,  Extreme Technologies, una empresa colombiana con más de 10 años de experiencia en el desarrollo de componentes software y hardware avanzados de tecnología para el transporte, ha desarrollado una completa plataforma modular basada en tecnología ABT para la puesta en marcha secuencial de sistemas de pago electrónico para el transporte de pasajeros.

La estrategia de implantación se divide en tres fases

FASE 1: Puesta en marcha del monedero electrónico Qruta® que permite la puesta en marcha del recaudo electrónico con cero inversiones en hardware usando únicamente códigos QR en los medios de transporte. Esta primera fase permite que los usuarios se familiaricen con el uso del sistema de recaudo al tiempo que los gestores del servicio pueden evaluar la tasa de adopción y otras variables del sistema antes de invertir en las etapas subsiguientes. 

FASE 2: Incluye la instalación de validadores especialmente adaptados a la tecnología ABT que permiten ampliar los medios de pago a tarjetas y smartphones. Esta segunda fase está enfocada en la universalización del sistema de recaudo con una baja inversión en componentes hardware. De acuerdo con nuestra experiencia se recomienda pasar de la primera a la segunda fase una vez que al menos el 30% de los usuarios use el sistema de recaudo con regularidad.

FASE 3  Incluye las inversiones completas para la expansión funcional del sistema, esta debe incluir la instalación de computadores de abordo y puede complementarse con sistemas de videovigilancia, contadores electrónicos de pasajeros, sistemas digitales de información al usuario, sistemas de comunicación de doble vía para el conductor, entre otros. La tercera fase representa la culminación del proceso de implantación del sistema de recaudo electrónico y se recomienda una vez el 70% de los usuarios use la plataforma de pagos de manera regular.

La estrategia propuesta es una combinación de tecnología y procesos que permite una implantación secuencial de los componentes tecnológicos que garantiza que los gestores realizarán las inversiones después de surtido el proceso de adopción del medio de pago electrónico y no antes, evitando de esta manera los desequilibrios económicos y la migración de los usuarios a otros medios alternativos o ilegales.

¿QUIERES IMPLEMENTAR UN SISTEMA DE RECAUDO ELECTRONICO Y NECESITAS AYUDA?

Si estás en busca de una solución integral y  profesionales expertos que te ayuden a llevar a cabo la implementación un sistema de recaudo eléctrico Contáctanos www.extreme.com.co